Embarazo

¿Cómo elegir el hospital para dar a luz?

Creo que de todas las preguntas que me soléis hacer en el embarazo, esta es la pregunta estrella, y todas esperáis que os de un nombre, un hospital que sea perfecto y adecuado a vosotras 100% o que os diga cuál elegiría yo si estuviera embarazada.

Y lo cierto es que no tengo la respuesta concreta para ello, porque elegir dónde queremos dar a luz es mucho más personal y complejo que todo eso.

La primera pregunta que debes hacerte es: ¿cómo me gustaría que fuera mi parto?

Probablemente, y si esta es la primera vez que estás embarazada y no has realizado todavía el curso de preparación al parto te cueste responder a esta pregunta, por eso es muy importante que te informes, porque la información es PODER y debemos ir al parto empoderadas para así poder elegir con conocimiento y tener pleno disfrute.

Voy a tratar de daros algunas claves que creo necesarias que se valoren a la hora de elegir un hospital:

1. ¿Con qué recursos cuenta el hospital?

Hay que pensar que un parto es algo natural y fisiológico pero es cierto que también se puede complicar en cualquier momento, por lo que es importante que el personal del hospital y las instalaciones sean las adecuadas. Es imprescindible que tenga Unidad de Cuidados Intensivos, tanto de adultos, por si algo le pasara a la madre, como de neonatos, para el bebé. La mayoría de los hospitales cuenta con estos servicios, la diferencia está en la capacidad de atención de cada uno. Sobretodo si tu embarazo es de riesgo te aconsejo buscar un hospital de alto nivel que permita una perfecta asistencia tanto para tí como para tu bebé en cualquier caso sin necesidad de ser trasladados a un hospital mayor.

 

2.  ¿En un hospital público o privado? ¿Qué tengo que tener en cuenta?

En los hospitales públicos, la mayoría de las veces durante el seguimiento del embarazo te atiende cada vez un ginecólogo diferente, mientras que en el hospital privado sí te suele atender siempre el mismo profesional, pero, ¡ojo!, esto no quiere decir que el día de tu parto te vaya a atender este ginecólogo (solamente algunos hacen guardias para sus pacientes), la atención al parto es otro cantar:

En un hospital público tanto la dilatación como el proceso del expulsivo, es decir, todo el proceso del parto, lo atiende la matrona, las matronas somos las especialistas en los partos normales y estamos capacitadas para atender todo el proceso. Sin embargo en el caso de que el parto se complique sí que estará el ginecólogo presente para poder ayudarte.

En un hospital privado, habitualmente, la matrona se encarga de acompañarte en la dilatación del parto (es decir la mayoría del proceso) y el ginecólogo sólo acude para el expulsivo (el momento donde nace el bebé), ya sea un parto normal o complicado.

 

3. ¿Qué metodos de alivio del dolor tiene disponibles el hospital?

La epidural es el método de alivio del dolor por excelencia y está presente en todos los hospitales pero no es el único método. También tienes la opción de “walking epidural”, el proceso es el mismo que con la epidural normal pero podrás andar y por tanto tener mayor movilidad, esto conlleva a que el alivio del dolor sea menor ya que la dosis es más baja. Esta opción por ejemplo no está disponible en todos los hospitales, como tampoco lo está el oxido nitroso, conocido como “el gas de la risa”.

En cuanto a métodos de alivio del dolor no farmacológico es conveniente saber si disponen de pelota grande, saco de semillas, bañera o ducha, lianas, etc..

No es necesario que tenga todo pero es bueno saberlo porque si no disponen de algún material que deseas una opción es llevártelo de casa.

 

4. Visita guiada al paritorio.

La mayoría de los hospitales disponen de visita guiada al paritorio en la que primero imparten una charla a cerca del plan de parto del hospital y después te enseñan todas las instalaciones y el recorrido que realizarás el día del parto.

Esto es muy aconsejable ya que visualizar dónde estarás ese día aumenta mucho la tranquilidad y seguridad y te ayudará a elegir el hospital más adecuado para ti.

Ten en cuenta que también existen diferencias en cuanto al grado de intervención en los partos normales de un hospital a otro y de uno público a uno privado. Hacer la visita guiada y conocer el plan de parto te ayudará a valorar este aspecto.

Por supuesto si tienes alguna duda o necesitas aclaración puedes preguntar abiertamente a los profesionales del hospital o a la matrona que te sigue el embarazo.

 

Espero que os sirva de ayuda para poder elegir dónde deseáis dar la bienvenida a vuestro bebé, sea donde sea que tengáis un feliz nacimiento!

Guiomar Maldonado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *