Los bebés necesitan estar en brazos

Los bebés necesitan estar en brazos

AbrazosCógele si necesitas, tranquila, puedes darle de comer, no hay prisa, los bebés mandan…

Estas y otras afirmaciones son las que repito día a día en las consultas, reuniones y talleres que impartimos en nuestro centro, algo que no me crea para nada ninguna dificultad, es más, disfruto viendo a los bebés y sus mamás tranquilos y felices. Y sí, es necesario decirlo ya que todavía hoy en día las mamás se sienten juzgadas por sus actos y desinformadas a cerca de la importancia de contacto con sus bebés. ¿Conoces todos los beneficios?

Todo empieza en el útero, allí el bebé goza de tranquilidad, paz y seguridad durante todo el embarazo y es lógico, está siempre acompañado por mamá, se siente protegido por su cuerpo, siente calidez, amor y además, cuando mamá se mueve, camina o se ejercita mece a su bebé favoreciendo su desarrollo dentro del útero, integrando reflejos primitivos y aumentando las conexiones neuronales en su cerebro.

Un día esta sensación cambia, el nacimiento es el principio de una etapa muy especial y desde los primeros minutos fuera del útero el bebé experimenta nuevas sensaciones desconocidas (frío, calor, hambre, molestia, incomodidad, estrés…), tiene que adaptarse a un mundo muy diferente de donde ha estado literalmente “toda su vida” y sólo conoce a una persona: MAMÁ, conoce su voz, su calor, los ruidos de su cuerpo.

Por lo tanto el bebé va a hacer todo lo posible para poder estar siempre con ella y volver a sentir esa seguridad, esa calma y ese bienestar. Este es el maravilloso vínculo entre mamá y bebé: el apego.

Cuando el bebé está en brazos disminuye su nivel de estrés porque se siente seguro, por lo tanto, sus ritmos de sueño mejoran e incluso en algunas ocasiones se acompasan con los de mamá o papá. Entonces, el bebé está menos irritable, llora menos, mamá y papá están más descansados y tranquilos proporcionando bienestar a su bebé

Los bebés quieren estar en brazos y que les mezan ya que esto les recuerda a su etapa intraútero, ¡no es casualidad que los bebés deseen movimiento cuando les tienes en brazos!

La casa está en calma, papá y mamá se relajan y el bebé es feliz en brazos. Poco a poco se irá acostumbrando al “nuevo mundo”, poco a poco irá adquiriendo su independencia, pero todo a su tiempo, sin prisas. Escucha a tu bebé, él te va a decir sus necesidades en cada etapa. A los bebés no se les acostumbra a los brazos, ellos ya vienen “acostumbrados de serie” ya que es el único mundo que conocen, el de la paz y la tranquilidad, ¿quién no quiere vivir así?

Cuando una madre no satisface las necesidades de su bebé entran muchos sentimientos de culpa, incertidumbre y estrés, ellas quieren que su bebé esté bien pero desgraciadamente en muchas ocasiones se sienten juzgadas y escuchan frases que les hace aumentar su sentimiento de culpa y sus dudas sobre lo que deben hacer : “le estás acostumbrando a los brazos”  “así va a ser dependiente de ti para siempre”. “déjale llorar, no pasa nada, tiene que acostumbrarse”, ¿otra vez teta?”…

Cuando nace un bebé, nace una mamá, ¡apoyémoslas! Yo no conozco a ningún adolescente que quiera ir en brazos de su madre ni dormir en su cama.

Hay que tener en cuenta que los bebés no hablan, utilizan el llanto para comunicarse con nosotros, y a ti ¿te gustaría que no te contesten cuando hablas o que te ignoren? 

Siéntete libre de mimarle, cógele, bésale… aumentará vuestro bienestar y tu bebé se beneficiará de una relación única e indescriptible con su papá y mamá, aumentará la confianza en sí mismo y será un adulto independiente y seguro en el futuro.


Guiomar Maldonado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *