Embarazo

El masaje perineal

Hoy os hablo de una técnica suave interesante y sencilla con muchos beneficios durante el parto: el masaje perineal. ¿Quieres aprender qué beneficios te aporta y cuándo realizarlo?

En primer lugar hablemos del perineo, forma parte de nuestro suelo pélvico, donde se encuentran los genitales externos y el año. Es una zona muscular  formada por músculos y ligamentos que suele sufrir en el momento del parto, bien sea por desgarros naturales o por episiotomías.

Es necesario que las mujeres conozcamos su anatomía porque esto nos va a ayudar a realizar un mejor masaje y a evaluar esta zona tras el parto.

(Imagen obtenida de la FAME)

¿Qué beneficios tiene el masaje perineal?

El masaje perineal aumenta la elasticidad y favorece la circulación en la zona, esto nos interesa para el momento del nacimiento del bebé.

Reduce la incidencia de desgarros, sí, solo de desgarros ya que el desgarro se produce de manera fisiológica cuando nace el bebé y si está más hidratada la zona, estará más elástica y por tanto reduciremos su incidencia.

Pero, ¿qué pasa entonces con la episiotomía? La episiotomía es el corte artificial que realiza el profesional que atiende el parto en esta musculatura, antiguamente se realizaba a todas las primerizas pero hoy en día su uso está mucho más restringido. Se realizará episiotomía en ocasiones si existe alguna causa que precise que nazca el bebé de manera rápida e inmediata o en algún caso de parto instrumental, y digo en algún caso porque NO es obligatoria ni mucho menos todos los casos.

Te recuerdo que en tu plan de parto puedes exponer tus deseos respecto a esta técnica.

Permite la participación de la pareja al ser una técnica fácil y sencilla. Simplemente necesitarás un aceite para el masaje con base al agua (hay aceites ya específicos para esta técnica o sino puedes utilizar de almendras dulces, caléndula etc…), unos guantes y aprender los movimientos.

Tu matrona durante el embarazo podrá explicaros a tí y a tu pareja cuáles son los movimientos a realizar.

En mi caso lo explico en la preparación al parto, o bien en consulta individual donde tanto la mamá como su pareja aprenden a realizar el masaje para poder reproducirlo en casa.

¿A partir de qué momento podemos realizar el masaje perineal?

Los estudios nos dicen que es eficaz empezar a partir de la semana 32 de gestación. Tranquila, esta técnica no estimula órganos internos por lo que no hay riesgo de aumento de contracciones.

¿Existe algún caso en el que esté contraindicado?

En el caso por ejemplo de varices vulvares al aumentar esta técnica el flujo sanguíneo puede ser dolorosa y aumentar el tamaño de la variz por lo que es necesario que consultes antes para que tu matrona o ginecólogo pueda valorarlo porque en algunos casos no es posible.

Tampoco se recomienda en situaciones de infecciones vaginales o urinarias, si estás en tratamiento te aconsejo esperar a su finalización y si tienes algún síntoma debes de consultar antes para no agravarlo con el masaje.

¿Cuántas veces a la semana?

Por lo menos aconsejo que se realice 5 veces en semana con una duración de 7 minutos aproximadamente y parar en el caso de que exista dolor. Cierto es que no es una técnica agradable pero no debe de resultarnos dolorosa.

 

Espero que os sirva de ayuda, feliz embarazo!

 

 

 

Guiomar Maldonado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *