Embarazo

Alcohol y embarazo

EL CONSUMO DE ALCOHOL DURANTE EL EMBARAZO NUNCA ES SEGURO

Desde el año 1999, el 9 de septiembre, el 9 del 9 por los 9 meses de embarazo, se celebra el día mundial del Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF). En la actualidad, pese a que la comunidad científica nos señala que nos encontramos ante una alteración 100 por 100 prevenible, las cifras de consumo de alcohol durante el periodo de gestación instan a la Organización Mundial de la Salud a alertar sobre esta realidad. Un reciente estudio español indica que el 40,7 de  las mujeres embarazadas toma alcohol durante el primer trimestre de gestación, continuando un 17,1 por ciento la ingesta de alcohol los tres últimos meses de desarrollo del feto.

Para comprender la gravedad que reviste en el desarrollo del feto o embrión el consumo de alcohol es importante comprender que el alcoholo es una sustancia teratógena. Esto es, se trata de una sustancia que puede alterar de manera más o menos grave el crecimiento y desarrollo del embrión o feto mientras está dentro del útero, produciendo alguna alteración morfológica o funcional en el periodo postnatal.

Por tanto si una mujer está embarazada o cree que pudiera estarlo debería tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Si has tomado alcohol antes de tener conocimiento del embarazo, ya no se puede cambiar nada, lo más importante es parar el consumo.
  • No existe ningún cantidad segura de alcohol para el desarrollo del feto.
  • Los TEAF son prevenibles si la mujer no bebe alcohol durante el embarazo.
  • Los trastornos del espectro alcohólico fetal no son genéticos ni hereditarios.
  • El daño asociado al consumo de alcohol no depende del tipo de bebida alcohólica que se consuma sino de la cantidad de alcohol  que se ingiera y la frecuencia con que se realice esta ingesta.
  • Si necesitas ayuda para dejar de consumir lo más importante es contactar con un profesional.

Qué consecuencias tiene el consumo de alcohol durante el periodo de gestación:

  • Afecta a la formación del sistema nervioso central, por tanto se asocia a  discapacidad intelectual y retraso en el desarrollo del niño.
  • Multiplica las posibilidades de malformaciones del neonato como anomalías faciales, cardiacas o microcefalia.
  • Produce alteraciones conductuales y dificultades de adaptación.
  • Eventualmente, puede ocasionar incluso la muerte del feto.

Por tanto, siendo una alteración 100 x 100 prevenible y teniendo presenta la información sobre la toxicidad del alcohol en el periodo de gestación, y aun así se produce consumo de alcohol, es fundamental el apoyo a la mujer embarazada y la adecuada conciencia y visualización de las consecuencias del consumo de alcohol durante el embarazo

DRA. ISABEL MORALES GIL

PSICÓLOGA

Guiomar Maldonado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *